FASES PREVISTAS

 

ÁMBITO DE ACTUACIÓN - El área de la intervención comprende el Barrio de Russafa formado en torno al antiguo poblado del mismo nombre, al sur de la Ciutat Vella y junto a las vías del ferrocarril. El perímetro de la intervención queda delimitado por las calles de Russafa, la Avenida del Antiguo Reino, Peris y Valero, Filipinas, Gibraltar, Alicante y Játiva, con una superficie total de 745.291 m2.

 

ORÍGENES DEL BARRIO - La fundación de la Russafa de Valencia se debió al príncipe omeya Abd al-Rahman I, quien por circunstancias políticas se estableció en las inmediaciones del sureste de la ciudad de Valencia, donde construyó su munya con la misma configuración y nombre que la arruzafa de Córdoba. En la Crónica o Llibre dels Feits se relata que el 23 de abril de 1238 el rey Don Jaime de Aragón, durante el cerco al que sometió a la ciudad, trasladó su cuartel general desde el El Puig de Santa María a Russafa, estableciendo aquí su campamento. La distribución ordenada de casas y tierras entre quienes habían tomado parte en la conquista se registran en el Llibre del Repartiment.

 

valencia1812

Plano del sitio de Valencia por la armada francesa de Aragón 1811-1812.

Entre 1836 y 1877 Russafa constituía un municipio independiente, se estableció un régimen de administración local y de policía urbana por el que se estructuró todo tipo de servicios municipales. En 1887 se llevó a cabo el proyecto del primer ensanche de la ciudad y el Barrio de Russafa quedó bajo la influencia del nuevo plan urbanístico.

 

EL ENSANCHE DE MORA - El 10 de diciembre de 1912 se firma la aprobación definitiva del Plan de Ensanche de Francisco de Mora y el ingeniero Vicente Pichó, proyecto que engloba y amplía la trama iniciada en 1887 hasta el Camino de Tránsitos. Su consolidación propició el desplazamiento del centro cívico a la posición que hoy ocupa y reforzó el esquema de desarrollo radiocéntrico.

 

Plano de Valencia, 1910. ed. Ayuntamiento de Valencia. Representación de la ciudad y de sus alrededores inmediatos. Sobre estos terrenos se superpone la cuadricula del Ensanche de Mora, mostrandose su grado icabilidad en el momento del levantamiento.

 

El trazado general busca la implantación de la manzana ochavada, con patio central (25%), sobre una malla rectangular. La deseada regularidad se ve interrumpida por la ronda y la prolongación de la calle D. Juan de Austria, oblicua. Para el diseño de las nuevas calles se dispone de un eje generador: la Gran Vía, concebida a un tiempo como límite de la ciudad y como paso ajardinado.

Los derechos y obligaciones de los propietarios del suelo quedan definidos por el Plano de Alineaciones y dos artículos del programa: el que limita la altura y el que regula la edificación de manzana. El nuevo ancho de calle adoptado como nuevo modelo será el de 16 metros.

La construcción del ensanche al otro lado de la Gran Vía a partir de 1925 trajo consigo un notable incremento de las alturas y una progresiva desnaturalización de los patios centrales. La desaparición del trazado del ferrocarril dará lugar a una importante diagonal de 32 metros de amplitud, la actual avenida del Antiguo Reino de Valencia. Una de las intervenciones de mayor dureza la constituye la penetración de la calle del Literato Azorín, seccionando el viejo casco de Russafa, iniciando un proceso de aniquilación del antiguo poblado, del que queda únicamente, como solitario elemento referencial, la iglesia de San Valero.

El área comprendida entre la Gran Vía de Germanías, la calle Russafa, la Ronda y la calle Alicante, construida en los y años treinta sobre los solares liberados del trazado ferroviario, y prácticamente inalterada, constituye un adecuado muestrario de la heterogénea arquitectura valenciana de la época.

 

PGOU

Plano de ordenación del Barrio en el PGOU de Valencia.